Nahualac

Captura de pantalla 2018-09-18 a la(s) 1

Expedición a Nahualac.
Volcán Iztaccíhuatl, 3870 msnm, invierno de 2016.
A partir de la realización de un ritual llevado a cabo en la zona arqueológica de Nahualac el 3 de noviembre del 2016, se pudo observar que el especialista ceremonial solicitó lo que se denomina una ofrenda contada. Es decir, una ofrenda que lleva una exactitud numérica para reproducir el orden cósmico y después ofrecerla a las deidades agrícolas y pluviales, como se hacia en la época prehispánica. Esto obligó a hacer una revisión de los ciclos rituales actuales que se llevan a cabo en los volcanes Iztaccíhuatl y Popocatépetl, para verificar si se trataba de una reminiscencia. Para ello fue necesario también realizar una comparación entre lo encontrado en este sentido por la arqueología para la época prehispánica y lo que sucedió en Nahualac en la fecha contemporánea. El resultado de esta expedición fue la comprobación de que entre los campesinos de la región se sigue llevando un conteo concreto en sus ofrendas y que éste es un reflejo de la memoria biocultural a partir de la cual se continua sembrando sus milpa.
 

Para más información sobre esta expedición. Véase el libro de Margarita Loera Chávez y Peniche y Mauricio Ramsés Hernández Lucas, Nahualac. Relato sobre ofrendas contadas en el Iztaccíhuatl, México, , 2017, 190 pp. Y el video documental de Margarita Loera Chávez y Peniche y Mauricio Ramsés Hernández Lucas, Viaje a Nahualac, México, Sacromonte Chalchiumomozco Editorial, 2016, 37 min.